Santa Fe Avanza

Prevención y erradicación del trabajo infantil

La prevención y erradicación del trabajo infantil y las peores formas de trabajo adolescente es uno de los objetivos prioritarios de la Agenda de Trabajo Decente de la provincia de Santa Fe.

La Provincia de Santa Fe adoptó la definición de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que entiende al trabajo infantil como “toda actividad económica y/o estrategia de supervivencia, remunerada o no, realizada por niñas y niños, por debajo de la edad mínima de admisión al empleo o trabajo, o que no han finalizado la escolaridad obligatoria o que no haya cumplido los 18 años si se trata de trabajo peligroso”.

En la provincia de Santa Fe, la Ley 12967/2009 de Promoción y Protección Integral de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes brinda un amplio marco de derechos para los niños, niñas y adolescentes, entre 0 y 18 años. La Ley también reconoce formalmente sus derechos y define criterios y modos de actuación del Estado provincial, adecuados al modelo de protección integral de derechos.

En este marco se inscribe el funcionamiento de la Comisión Provincial para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil (CoPreTi) que está conformada por varios organismos del Estado provincial, organismos de Estados municipales, asociaciones gremiales, empresas y cámaras de empleadores, así como por diferentes organizaciones no gubernamentales (ONG) que trabajan la problemática del trabajo infantil. Esta Comisión es única en su tipo en el país con un carácter cuatripartito, ya que incorpora a las ONG vinculadas a la problemática, otorgándole mayor dinamismo y una mirada más amplia a la hora de adoptar decisiones. Para un mejor funcionamiento y atendiendo a realidades completamente diferentes, se trabaja en dos subcomisiones: trabajo infantil urbano y trabajo infantil rural.

En este sentido el Gobierno de Santa Fe promueve el desarrollo de políticas públicas de generación de empleo y fortalecimiento familiar con el fin de que garanticen el derecho a la educación y al desarrollo integral de niños y niñas, como el eje articulador para la erradicación del trabajo infantil y adolescente.