Cultura / Programas y Ciclos Culturales /

La Orden de la Bicicleta

La orden de la bicicleta llega a las esquinas y las calles, a los campitos, rotondas, plazas, a las bibliotecas, centros de salud, escuelas, vecinales, con el fin de aprender nuevos y viejos oficios, para estrechar manos, besos y palabras, y sobre todo para crear y jugar con mucha imaginación.

Los ciclistas de la cultura llevan cartas y textos de todo tipo, libros, cuentos y muchas historias para inventar. A su vez, un bicicletero arregla bicicletas, gomas pinchadas y es capaz de armar una nueva que funcione con partes olvidadas que perdieron su destino.