santafe.gob.ar/noticias

Se puso en marcha el Presupuesto Participativo Joven 2017 en las escuelas de Rosario

En un encuentro desarrollado en el Centro de la Juventud. La idea es que los jóvenes se involucren activamente con propuestas para la ciudad que habitan.

Educación La ministra Claudia Balagué junto con la intendenta Mónica Fein.

Viernes 21 de abril de 2017


La ministra de Educación, Claudia Balagué, y la intendenta de Rosario, Mónica Fein, firmaron este viernes un convenio para la puesta en marcha de una nueva edición del Presupuesto Participativo Joven en las escuelas secundarias de esa ciudad.

En el encuentro desarrollado en el Centro de la Juventud de la ciudad de Rosario, Balagué indicó que el Presupuesto Participativo es “una iniciativa que viene creciendo año a año y que venimos trabajando de manera conjunta entre la Municipalidad de Rosario y el Ministerio de Educación. Este 2017, más de 120 escuelas de la ciudad ya están trabajando para que los jóvenes presenten sus proyectos, sus propuestas y puedan tener el financiamiento necesario”.

Esto forma parte de esa democracia amplia, participativa, con un involucramiento de la juventud que nosotros propiciamos desde el Ministerio de Educación”, señaló Balagué, quien además agregó que “toda esta semana estuvimos discutiendo sobre la ley de educación y es el mismo mecanismo de trabajo que implementamos aquí, para consultar a los jóvenes qué quieren de su ciudad”.

La ministra también destacó que muchos de los proyectos que suelen presentar los jóvenes tienen que ver con intervenciones a los espacios públicos, con “ideas tendientes a compartir, a hacer instancias deportivas y lúdicas en esos lugares”.

Desde el 2004, se implementa el Presupuesto Participativo Joven como una herramienta de participación democrática y de construcción ciudadana, a través de la escucha de las propuestas de los jóvenes rosarinos.

JÓVENES PARTICIPATIVOS
En el encuentro, la intendenta Fein agradeció “la decisión del Ministerio de Educación de incorporar el Presupuesto Participativo desde hace unos años con un acuerdo, lo cual permite trabajar institucionalmente el programa. Esto ha sido un gran cambio para el proceso de construcción de jóvenes participativos que queremos en la ciudad”.

Fein agregó que “como Ciudad Educadora consideramos fundamental la oportunidad de que el joven no solo sea crítico y tenga la posición de decir lo que no le gusta de la ciudad, sino también de que se convierta en una persona que tiene la capacidad de transformar la realidad, opinar, mejorar lo que no le gusta y, a su posición crítica, sumarle una propuesta; eso lo hace un ciudadano mucho más activo en sus derechos”.

Por último, aseguró que el año pasado 26 mil jóvenes votaron en el Presupuesto Participativo y se espera superar los 30 mil este 2017. “Ahora habrá que trabajar con ustedes, en las escuelas, para que elaboren propuestas y proyectos”, dijo Fein, dirigiéndose a los educadores presentes en la instancia de trabajo de hoy.

El PROCESO
El Presupuesto Participativo Joven propone decidir la ejecución presupuestaria en obras públicas y acciones de gobierno a escala barrial, a todos los jóvenes de entre 13 y 18 años. La distinción con el Presupuesto Participativo general se fundamenta en la intención de fortalecer la participación juvenil dentro de un espacio formal de toma de decisiones, ampliando el acceso de oportunidades el ejercicio de sus derechos como ciudadanos.

La primera etapa del proceso se desarrolla en las escuelas, en espacios municipales y en organizaciones sociales, donde son convocados jóvenes de un mismo distrito para opinar sobre la situación de su barrio y las temáticas que les interesan.

En la segunda etapa, los jóvenes se reúnen por distrito, para sistematizar y reelaborar por su propia discusión las propuestas planteadas por su pares hasta arribar a proyectos que se ordenan en la grilla que se someterá a votación mediante la discusión en los Foros de Participación.

La última etapa es el momento en el que se eligen los proyectos que se van a ejecutar al año siguiente. Para ello, se convoca a toda la población juvenil del distrito a una votación, en la que eligen los proyectos que desean. Finalizado el acto, se realiza el recuento de votos y se establecen los proyectos más votados de cada distrito, que pasan a integrar la propuesta presupuestaria.