santafe.gob.ar/noticias

La provincia presentó el proyecto “Pymes Santafesinas”

Los ministros Contigiani y Saglione dieron precisiones de la iniciativa que apunta a beneficiar a las pequeñas y medianas empresas santafesinas.

Producción Contigiani durante la presentación

Miércoles 13 de septiembre de 2017

El gobierno presentó este miércoles el proyecto de ley denominado “Pymes Santafesinas”, una iniciativa que le da marco a un conjunto de medidas de fomento al sector productivo que ya se vienen implementando desde la administración provincial, a la vez que establece nuevas herramientas para el fortalecimiento y la promoción de las micro, pequeñas y medianas empresas. Asimismo, adhiere al régimen de estabilidad fiscal hasta el 31 de diciembre de 2018.

“Este proyecto constituye una verdadera ley de promoción de la pequeña y mediana empresa porque la reconoce como sujeto central de la economía y el desarrollo, y por eso hay una decisión política para ayudarlas a crecer; porque sabemos el coraje que tienen para defender cada puesto de trabajo y dar vida a la economía real”, señaló el ministro de la Producción, Luis Contigiani, quien estuvo a cargo de la presentación de la propuesta junto con su par de Economía, Gonzalo Saglione, en el Salón Blanco de la Sede de Gobierno de la ciudad de Rosario.

En ese marco, el ministro afirmó que “la creación de condiciones para el desarrollo es una tarea indelegable del Estado, de la política, así como la concertación entre el sector público y el sector privado. Y en la provincia de Santa Fe tenemos resultados concretos para mostrar porque hemos destinado recursos a la obra pública y a la inversión productiva como nunca antes”, aseguró.

Contigiani transmitió a los presentes el saludo del gobernador Miguel Lifschitz, quien se encontraba acompañando al presidente de la Nación, Mauricio Macri, en la ciudad de Rafaela, y remarcó que “en Santa Fe hay diálogo y capacidad de concertar políticas, de establecer acuerdos básicos que nos permitan avanzar. Nosotros recogimos diferentes antecedentes legislativos (mencionó a los diputados provinciales Miriam Cinalli, Claudia Moyano, Santiago Mascheroni y Julián Galdeano; y el senador provincial Alcides Calvo, que promovieron la adhesión a la Ley Pyme nacional), pero vamos mucho más allá, con una auténtica ley de promoción de la pequeña y mediana empresa”.

Uno de los puntos centrales de la iniciativa es la afectación de un 10% de los fondos que la provincia reciba durante 2018 en concepto de pago de la deuda por los fallos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, al Fondo de Inversión y Desarrollo de la Provincia de Santa Fe. Según la proyección oficial, esto le permitiría a dicho fondo contar con 750 millones de pesos en 2018 si el Estado nacional acepta la propuesta de pago oportunamente presentada por el gobierno provincial.

El ministro Saglione destacó que “si el gobierno nacional aceptara la propuesta de Santa Fe, para el año próximo estaríamos recibiendo 7500 millones de pesos y con este proyecto estaríamos destinando 750 millones de pesos a la asistencia financiera de pequeñas y medianas empresas que hoy no pueden acceder al sistema bancario. Esperamos que la Legislatura provincial pueda acompañar la iniciativa”.

En la oportunidad, estuvieron presentes la intendenta de Rosario, Mónica Fein; el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Ricardo Silverstein; el senador departamental Miguel Cappiello; los diputados provinciales Clara García, Miguel Solís, Marita Ayala, Eduardo Di Pollina y Joaquín Blanco; los secretarios de Desarrollo Territorial, Mauro Casella; y de Comercio Interior, Juan Pablo Diab, entre otros funcionarios.

SANTA FE, LA PROVINCIA CON MENOR PRESIÓN IMPOSITIVA
Otro de los puntos del proyecto establece que, de acuerdo al régimen de estabilidad fiscal previsto en el artículo 16 de la Ley Nacional Nº 27.264, Santa Fe se compromete a no incrementar de los impuestos sobre los Ingresos Brutos y de Sellos hasta el 31 de diciembre de 2019, tal como lo marca esa norma.

Al respecto, Saglione advirtió que el proyecto presentando “abarca mucho más que los aspectos tributarios porque el Estado -remarcó-, puede hacer mucho más y de eso dan cuenta las políticas activas que lleva adelante el gobierno de Santa Fe en materia de promoción de la producción y el empleo”.

En ese marco, el titular de Economía aclaró que “los tributos provinciales que recaen sobre una pyme industrial santafesina son marginales con respecto a la presión tributaria nacional. Hoy en la Argentina los tributos del conjunto de las provincias significan un 7 por ciento de la facturación de las pymes y los municipales, un 1 por ciento; mientras que los impuestos nacionales representan aproximadamente un 25 por ciento”.

“Cuando uno mide la presión tributaria global -precisó Saglione-, en Santa Fe estamos en el 4,8 por ciento; en Córdoba y Mendoza, en un 5,3 por ciento; mientras que en CABA y la provincia de Buenos Aires es superior al 6 por ciento. Es decir, que estamos un 12 por ciento debajo de la presión tributaria de Córdoba y Mendoza y casi un 25 respecto a CABA y provincia de Buenos Aires, que son los distritos con los cuales podríamos comparar a Santa Fe a nivel nacional”.

MANTUVIMOS ACTIVIDAD Y EMPLEO AÚN CUANDO NO SE PUDO A NIVEL NACIONAL”
En sintonía con Saglione, Contigiani puso de relieve las políticas que el gobierno santafesino viene llevando adelante y que tienen impacto concreto en el desenvolvimiento de la economía provincial.

“Hemos podido mantener la actividad económica y el empleo, crecer cuando había un contexto nacional diferente”, recordó el ministro en referencia a 2016. “La mejor herramienta para dinamizar la economía y contrarrestar un cuadro recesivo es la inversión del Estado. Hemos diseñado un plan más de 20 mil millones de pesos. Esto es mover la economía, poner en marcha aquello que no había arrancado y potenciar lo que estaba andando”, indicó.

“Hemos subsidiado tasas para créditos por más de 700 millones de pesos, que tomaron 450 pymes de la provincia. Hemos intervenido en más de 200 empresas en crisis porque decidimos estar presentes en cada pyme con problemas, en cada rincón de la provincia adonde había que defender un puesto de trabajo”, añadió Contigiani.

También remarcó la presencia del Estado santafesino en el sector comercial, “llegando a más de 1.100 comercios con créditos blandos. Lo pudimos constituir como sujeto de crédito, a un sector como el comercial que antes debía tomar prestado mediante créditos personales con tasas que los castigaban”.

Por último, señaló “la importante batalla en defensa de la industria nacional con la creación del Observatorio de Importaciones, porque creemos que la competitividad empieza a partir del cuidado de la industria nacional. Como nos enseñan los países más desarrollados”, señaló.

FINANCIAMIENTO, UNA CUESTIÓN CENTRAL
A su turno, el secretario de Industria, Emiliano Pietropaolo, precisó que “más del 96 por ciento de los establecimientos industriales en la provincia son pymes, que son las que generan más del 50 por ciento del empleo”.

Para responder a una necesidad de muchas empresas de poder contar con una garantía sólida que le permita mayor accesibilidad y menor costo de financiamiento a la hora de tomar préstamos, en el proyecto de ley se solicita la autorización para que el Estado provincial pueda constituir una Sociedad de Garantía Recíproca destinada a asistir a micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

“En lugar de prestar dinero, una sociedad de garantías recíprocas presta garantías. Cuando el banco le pide a una empresa que ponga el terreno o las máquinas como garantía y no lo puede hacer, nosotros pretendemos posibilitar un aval a través de esa sociedad y así dar inclusión financiera a empresas, sobre todo medianas”, explicó el funcionario.

“También hay muchas empresas que pueden acceder al sector financiero, pero no pueden pagar las tasas del mercado. Para eso creamos el Plan de Inversión Productiva, con tasas que subsidiadas que se ubican en el 13 o el 14 por ciento, y así se tornan atractivas”, añadió.

“Para las empresas nuevas o más chicas, que no tienen acceso al crédito, estará el Fondo de Inversión y Desarrollo, a través del cual podremos dar el primer crédito para ese sector que hoy no es apetecible para el sector financiero”, concluyó.