santafe.gob.ar/noticias

Lifschitz anunció el llamado a licitación para la nueva terminal de pasajeros del Aeropuerto Internacional de Rosario

La obra contempla la construcción de un nuevo sector de más de 11.500 metros cuadrados con capacidad para ocho aeronaves. El presupuesto oficial es de $ 946.000.000.

Infraestructura y Obras Lifschitz anunció el llamado a licitación para la nueva terminal de pasajeros del Aeropuerto Internacional de Rosario

Viernes 10 de noviembre de 2017 El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, anunció este viernes el llamado a licitación de la obra "Ejecución nueva terminal de pasajeros. Primera etapa". El proyecto, diseñado por la Unidad de Proyectos Especiales de la provincia, perteneciente al Ministerio de Obras Públicas de Santa Fe, contempla en esta primera etapa, la creación de un nuevo sector de más de 11.550 metros cuadrados para la atención de vuelos internacionales, con una inversión de 946 millones de pesos y un plazo de ejecución de 18 meses.

Al presentar la iniciativa, Lifschitz destacó: “Cuando pensamos en los proyectos estratégicos para el desarrollo de Rosario y la región, siempre entendimos que el aeropuerto es fundamental para poder convertir lo que fue tradicionalmente un pequeño aeropuerto de cabotaje y posicionarlo en uno de los más importantes del país para el tráfico de pasajeros pero también de cargas, teniendo en cuenta el lugar estratégico que ocupa Santa Fe desde el punto de vista de la producción”.

"Nuestro objetivo es convertirnos en el aeropuerto de alternativa para Ezeiza y Aeroparque, ya que Rosario es el segundo centro emisor de vuelos al exterior después de la ciudad de Buenos Aires y estamos hablando de una zona de influencia donde residen más de 2 millones de habitantes, entre la provincia de Santa Fe, parte de Córdoba, el norte de Buenos Aires y gran parte de Entre Ríos; y estas obras apuntan a esa dirección”, sostuvo el gobernador, quien agregó: “Hoy tenemos un plan estratégico de mediano y largo plazo; cada uno de estos proyectos esta pensado en perspectivas al futuro de tal manera que sean pasos concretos que vamos dando para terminar en pocos años en el objetivo final de tener un aeropuerto a escala internacional de primer nivel”.

Por su parte el presidente del directorio del Aeropuerto Internacional Rosario, Matías Galíndez, aseguró que “esta obra tan importante se financiará a través del gobierno de Santa Fe y del propio Aeropuerto, y también llevaremos adelante su financiamiento en el mercado de capitales. Paralelamente hemos solicitado al gobierno nacional su acompañamiento mediante un proceso de inversión que abarque equipamiento e instrumental estratégico junto con la construcción de una nueva torre de control y e incorporación de señalización que eleve la categoría del aeropuerto de 1 a 3, lo que permitiría operar en condiciones climáticas adversas”, sostuvo.

PROYECTO DE LEY

Lifschitz anunció también que enviará a la Legislatura provincial un proyecto de ley para convertir al aeropuerto en una sociedad anónima de capital público. “Además de la tecnología y nuevo sistema de señalización, también estamos pensando en modificar la estructura jurídica del ente para darle una mayor capacidad de gestión a las autoridades y a todo el equipo de trabajo del aeropuerto", explicó.

Estuvieron presentes en el acto desarrollado en el Salón Blanco de la sede de Gobierno de Rosario, el senador departamental Miguel Capiello; el ministro de Infraestructura y Transporte, José Garibay; el secretario de Transporte de Satna Fe, Pablo Jukic y los integrantes de la Comisión Asesora del AIR.

LA OBRA

El nuevo edificio se dispone hacia el norte de la actual terminal donde se ubicarán los diferentes sectores resueltos en tres niveles (planta baja y dos pisos). El proceso de embarque y desembarque de las aeronaves se realizará mediante dos mangas.

Las salas de arribo y partidas tendrán una capacidad para 440 pasajeros. En el nuevo edificio, los pasajeros que arriban se dirigirán al primer piso donde realizarán los trámites migratorios respectivos en un espacioso hall y mediante un sistema de escaleras mecánicas, pedestres y ascensor se transportarán hasta la planta baja donde se alojan los espacios destinados al retiro de equipajes, free shop, control de aduanas y hall de arribos.

En el caso de las partidas, los pasajeros -en esta primer etapa- realizarán el check-in en el actual edificio y luego se dirigirán a la nueva edificación por el lado norte, donde accederán al hall de planta baja. Allí encontrarán servicios de locales comerciales, bar y esperas para utilizar previo al acceso a través del sistema de movimientos que los llevará al segundo nivel para iniciar los trámites correspondientes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y migraciones.

El diseño del edificio contempla aspectos tecnológicos y de eficiencia energética incorporando fachadas vidriadas sostenidas por red de cables y con dobles vidriados de alta prestación térmica, complementándose con sistemas de acondicionamiento térmico que operan economizando recursos en función de la temperatura exterior.

En los próximos meses, el AIR prevé iniciar la construcción de nuevas cocheras sobre el frente de la terminal. Así se elevará el número a 450 espacios y una vez finalizada la primera etapa del edificio de la nueva terminal, este número ascenderá a 700.

Este proyecto es parte de un plan mayor a desarrollarse en distintas etapas que transformará sustancialmente al Aeropuerto de Rosario. La ejecución de la obra de duplicación de la plataforma comercial, la construcción de la nueva terminal de pasajeros, el aumento de espacios de estacionamiento y la diagramación de nuevos accesos vehiculares le permitirá al AIR aumentar su capacidad operativa impactando directamente en el desarrollo comercial y turístico de la región.