santafe.gob.ar/noticias

Lifschitz: “La inversión pública debe priorizar aquellas obras de mayor impacto social y el desarrollo de todas las regiones”

El gobernador participó este lunes de la celebración del 50° aniversario de la Cámara Argentina de la Construcción, delegación Santa Fe.

Ejes de Gestión El gobernador destacó la participación de la CAC "en todos los espacios de articulación y de diálogo que se establecieron a nivel provincial y local”.

Martes 14 de noviembre de 2017

El gobernador Miguel Lifschitz participó este lunes de la cena en conmemoración del 50° aniversario de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), delegación Santa Fe, en el marco del Día de la Construcción.

"La CAC es una de las organizaciones empresarias más comprometidas con la vida cotidiana de la provincia y, en este caso, con la ciudad de Santa Fe. Es una institución que participa activamente de todos los espacios de articulación y de diálogo que se establecieron a nivel provincial y local”, resaltó el gobernador.

“La actividad de las empresas que se dedican a la obra pública es estratégica para un gobierno como el nuestro que tiene una vocación por la obra pública” señaló Lifschitz.

"Algunos pensaron que iba a ser difícil triplicar la inversión en obra pública, como anunciamos desde un principio, y sin embargo la hemos más que triplicado en estos dos años de gestión y tenemos una perspectiva aún mejor para el año próximo”.

El gobernador mencionó la fuerte inversión en infraestructura, “desde las rutas y todo el sistema vial de la provincia, donde estamos interviniendo en más de 2500 kilómetros de los 4500 que tiene la red pavimentada de la provincia, con repavimentaciones, obras nuevas, de mejoramiento y señalización, intervenciones en caminos y accesos de tierra, obras que no se hacían desde hace muchísimos años”, puntualizó.

“Estamos haciendo una importantísima inversión en obras hídricas en los cascos urbanos en ciudades como Santa Fe y Rosario, entre otras, y obras destinadas a mejorar las condiciones de producción en zonas rurales de casi todos los departamentos de la provincia”, consignó.

También habló de “obras de energía como no se hicieron en los últimos años, no solamente de infraestructura básica sino también de electrificación rural, llegando a los pueblos y a los parajes rurales más alejados”.

Lifschitz también resaltó a “las obras de vivienda social para familias trabajadoras y de sectores medios donde los ingresos permiten cierto aporte y cierta capacidad de ahorro de sus beneficiarios” y a las “obras de mejoramiento barrial, que tradicionalmente les corresponden a los municipios y a las comunas, pero donde la provincia intervino para mejorar condiciones de vida de los sectores populares, de las barriadas más postergadas de las grandes ciudades y de localidades del interior”, indicó y sumó a ello la gran inversión “en infraestructura social (escuelas, hospitales, centros de salud) y Justicia”.

EFECTO VIRTUOSO
El gobernador consideró que “la obra pública tiene un efecto virtuoso” porque “moviliza las economías local y regionales, genera empleo genuino, fundamentalmente en un sector social de baja calificación, y motoriza la inversión privada generando condiciones favorables para la radicación de nuevas empresas, localizaciones industriales y mejorando la calidad de vida de las comunidades”.

“Creemos que la inversión en obra pública debe ser planificada, pensada con una perspectiva de mediano o largo plazo. No puede ser asignada solamente con criterios políticos de corto plazo, sino con una mirada general, priorizando aquellas obras de mayor impacto social y aquellas que tienen mayor impacto sobre el desarrollo de todas las regiones”, precisó.

"Además del presupuesto provincial -presentado ya en las cámaras legislativas- vamos a introducir dos pedidos de autorización ante la Legislatura para tomar deuda y poder seguir haciendo más obra pública”, porque “queremos completar algunos trabajos e incorporar otros prioritarios para el desarrollo de la provincia”.

“Estamos gestionando ante el Banco Mundial un crédito específico de 300 millones de dólares destinado a obras de pavimentación urbana para poder descentralizarlo en todas las ciudades y comunas santafesinas. Sabemos que los gobiernos locales no siempre están en condiciones de afrontar con su propio presupuesto este tipo de emprendimientos, pero se trata de obras que mejoran la vida de los barrios en las grandes ciudades y de los pueblos del interior”, completó.

Finalmente, y a modo de objetivo para 2018, propuso “lograr más celeridad a la ejecución de la obra pública para poder aprovechar mejor los recursos disponibles. Estoy seguro de que por este camino vamos a contar con el apoyo de cada una de las empresas que integran esta Cámara”, concluyó.

CAC
La Cámara Argentina de la Construcción es el mayor gremio empresario del sector de la construcción en la Argentina. Por su trayectoria, su proyección federal y por la cantidad de empresas asociadas, ofrece el mejor espacio de intercambio y debate para los múltiples actores de la industria.