santafe.gob.ar/noticias

Salud advierte sobre la presencia de palometas en Puerto Reconquista

El Ministerio de Salud brindó recomendaciones ante la presencia de palometas, debido a las altas temperaturas, en distintos sectores de Puerto Reconquista.

Jueves 5 de enero de 2017

El Ministerio de Salud, a través del Nodo Salud Reconquista Región I, brindó recomendaciones sobre la presencia de palometas en distintos sectores de Puerto Reconquista debido a las altas temperaturas. Esa zona del rio, además, no está habilitada para la inmersión o baño.

Al respecto, la coordinadora de dicho nodo, Zulema Furrer, sostuvo que “las mordeduras plantean un importante problema de salud pública para los niños y adultos, y las consecuencias dependerán de la especie animal de que se trate, el tamaño y el estado de salud de la víctima, y la capacidad de acceder rápidamente a la atención sanitaria adecuada”.

RECOMENDACIONES
Furrer aconsejó “prevenir los ataques de palomentas evitando zonas de aguas quietas y playas en los días de mucho calor, porque levantan temperatura fácilmente. Tampoco es aconsejable bañarse en playas cercanas a lugares en donde los pescadores limpian sus presas o arrojan restos de carnadas, ni meterse al río o la laguna con lastimaduras”.

EN CASO DE ATAQUE
Se debe “desalojar la zona de baño inmediatamente y llevar a la persona al Centro de Salud más cercano para su atención. Pero sobre todo, es necesario que la gente utilice lugares habilitados como balnearios, respetando las indicaciones y normas de los mismos”, enfatizó la coordinadora.

Además, destacó que “el calor y el chapoteo en el agua llaman la atención de las palometas, por lo que es imposible prevenir o anticipar su acción”.

LOS RIESGOS
“Bañarse en ríos, arroyos o lagunas implica riesgos mucho mayores que en lo referente a las piletas por varios motivos: el agua turbia impide la visualización del cuerpo en caso de inmersión. Asimismo, la profundidad en estas aguas es impredecible: se torna difícil, en una emergencia, calcular la distancia real a la orilla o a una embarcación, y la presencia de remolinos y correntadas. Es probable sufrir cortes y lastimaduras con ramas, latas o vidrios depositados en el fondo y hay posibilidades de padecer picaduras y mordeduras de peces como palometas, rayas, arañas, insectos y víboras. Del mismo modo, las arenas contaminadas con parásitos y gérmenes pueden provocar infecciones en la piel”, detalló Furrer.

Por último, la funcionaria señaló que es importante que “los adultos enseñen a los niños y jóvenes a respetar las normas de convivencia y las medidas de seguridad, y sobre todo a no sumergirse en zona no aptas para bañistas”.